, , ,

Consejos para evitar el desgaste muscular tras un entrenamiento

Imagen-1

Quienes entrenan con frecuencia y a cierta intensidad, con toda probabilidad han debido percibir la sensación de fatiga muscular después de realizar la actividad física. Indicar que estamos ante un mecanismo de defensa que el propio organismo presenta y al que hay que prestarle la atención debida.

Debemos aclarar que no es lo mismo la fatiga muscular que el cansancio. Este último es un índice de mejora y progreso en el deportista, señal de que ha entrenado bien. Pero la fatiga muscular, puede tener consecuencias negativas para el rendimiento, sobre todo cuando es excesiva.

Por fatiga muscular entendemos esa sensación de pesadez en los músculos, de cansancio, aceleramiento de la respiración, falta de coordinación, deseo de dejar el ejercicio, etc. Los hechos que en mayor medida provocan la fatiga muscular son:

  • El descenso de la ingesta de hidratos de carbono acumulados en forma de glucógeno en el organismo.
  • La deshidratación por la pérdida del sudor.

Así, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos para evitar la fatiga muscular:

La hidratación

Todo deportista debe comprender los factores que provocan los síntomas de la fatiga muscular para poder evitarla antes de tiempo. La principal causa es el ejercicio en exceso. Otra posibilidad es la falta de hidratación, por eso debemos beber durante todo el día, es decir, antes, durante y después del sacrificio físico que se desarrolle.

Entrenamiento moderado

Un entrenamiento controlado también es necesario para evitar la fatiga muscular, siendo recomendable las sesiones intensas pero cortas. Lo cierto es que esto dependerá de cada persona, por lo que un médico y entrenador personal, es quién mejor puede aconsejar en este sentido.

Estiramientos

Los estiramientos son vitales para combatir la mencionada fatiga, tanto antes como después del ejercicio. Son muchas las personas que no estiran, bien por desgana o no saber que es importante. Hay que tener claro que un músculo elástico es un músculo más fuerte.

Alimentación

En la dieta recomendada de un deportista, el 50-60% de las calorías utilizadas diariamente por el cuerpo deben venir de los hidratos de carbono, ingiriéndolas tanto en el desayuno, comida y cena. Para ello, se deben emplear alimentos ricos en hidratos de carbono, como nuestro gofio, un alimento de gran aporte energético. Estamos ante una base alimenticia que se puede utilizar en multitud de platos. Y lo mejor es que además de ser rico en carbohidratos, también destaca por su contenido proteico.

Y finalmente, para evitar la fatiga muscular, cuando termines el entrenamiento, ¡vete a la ducha!. Un buen baño de agua fría alternándola ayudará a que los músculos se recuperen rápidamente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *