, , , , ,

Pan proteico con gofio, receta para deportistas

¿Habías escuchado hablar del “Pan Proteico”? Se trata de un pan creado por el Dr. Detlef Pape y cuya popularidad se ha hecho más que notable en los últimos años. Este pan se caracteriza por su alto contenido en proteínas, hasta un 26% más con respecto al pan convencional, convirtiéndolo en un pan muy calórico. 100 gramos aportan 250 calorías, lo que lo convierte en una buena opción para deportistas de alto rendimiento. Es un pan muy esponjoso y con una sabor muy suave y si le incluimos nuestro gofio, los beneficios se multiplican. A continuación, os contamos cómo hacer pan proteico con gofio en casa.

1

¿Por qué incluir gofio?

Los cereales son fuentes ricas en nutrientes ya que aportan vitaminas, minerales y carbohidratos necesarios para nuestro organismo. De hecho, las personas que desayunan con cereales consumen menos grasa, menos colesterol y más fibra que los que no suelen comerlos.

Los cereales de canarias como el gofio son muy nutritivos, ya que se hacen con grano entero, por lo que aumenta el aporte de calcio y vitamina D, mientras que su azúcar se reduce y le limita las calorías, además que es más asequible, cómodo de usar y tienen buen sabor. Incluirlo en nuestro pan proteico le va a dar una textura más contundente, al mismo tiempo que compensará su alto contenido en proteínas con la riqueza nutricional propia del gofio.

Haz tú mismo el pan proteico con gofio

Ingredientes

– 200 g de harina de fuerza

– 100 g de gofio de trigo

– 200 ml de agua tibia

– 90 g de masa madre (100% de hidratación)

– 2 g de levadura seca

– 40 g de semillas de girasol

– 40 g de semillas de calabaza

– 40 g de sésamo

– 6 g de sal marina

– 5 g de aceite de oliva virgen extra

– 2 g de azúcar

Elaboración

  1. En primer lugar, mezcla todos los ingredientes secos en un bol. Incluye posteriormente el agua, el aceite y la masa madre y mezcla bien durante unos 8 minutos hasta que todos los ingredientes queden bien integrados y consigamos una masa homogénea.
  1. Espolvorea harina sobre la masa y deja reposar durante unas 2 o 3 horas aproximadamente, en un recipiente y bien tapado con un paño seco. Durante este tiempo la masa doblará su tamaño por la primera fermentación.
  1. Transcurrido este tiempo, vuelve a espolvorear harina sobre la masa y vuelve a amasar bien. Haz una bola con la masa y déjala reposar de nuevo, en un lugar seco, durante unos 45 o 60 minutos.
  1. Precalienta el horno durante 10 minutos a 180º C. Haz unos pequeños cortes sobre la superficie de la masa y hornea a la misma temperatura durante unos 30 o 40 minutos aproximadamente. Es importante que pulverices con agua el horno varias veces durante ese tiempo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *