Prepara unas nutritivas tortitas de gofio

TORTITAS DE GOFIO

Ya sabéis que el gofio es una harina tostada de cereales que se puede utilizar para diferentes recetas de cocina. Su aspecto, como hemos recalcado en otras ocasiones, tiene una apariencia similar a la harina blanca pero con un color más amarillento fruto de su tueste.

En Canarias, su consumo es muy habitual y cada vez se está expandiendo más por toda la gastronomía nacional, gracias a su versatilidad y valor nutritivo. Las nuevas tendencias culinarias nos han llevado a ser creativos con este producto y por ello, hoy os queremos traer una receta de riquísimas tortitas de gofio.

Estas tortitas bien se pueden emplear para desayunar o merendar, su sabor es riquísimo, con ingredientes todos naturales y saludables, y además son fáciles de hacer.

 

Ingredientes (para 4 personas)

  • 50 g de gofio Quanarian (recomendable el de millo/maíz)
  • 2 huevos
  • 2 g de stevia
  • 0,3 g de canela molida
  • 7 g de polvo de hornear o levadura en polvo
  • 3 g de esencia de vainilla
  • 5 g de semilla de chía
  • 40 g de leche, preferentemente vegetal

 

Preparación

Utilizaremos una batidora, donde echaremos todos los ingredientes para batirlos hasta encontrar una mezcla homogénea. La leche se debe añadir poco a poco para ayudar a la batidora a licuar mejor los distintos ingredientes. La mezcla debe quedar con una consistencia líquida, pero no en exceso, para que así el resultado de las tortitas sea ciertamente esponjoso.

Otra opción pueda ser la de batir primero el huevo y la clara, y a continuación verter el resto de ingredientes. De esta forma las tortitas también quedarán más esponjosas.

Otro consejo para manchar menos es utilizar el shacker de la proteína en polvo para remover la mezcla sin la batidora, aunque de esta forma la composición sí que quedará menos esponjosa.

Una vez realizado esto, se deberá dejar reposar la mezcla final unos minutos; mientras debemos ir engrasando la sartén con aceite de oliva o mantequilla para que las tortitas no se peguen. Es el momento de ir añadiendo pequeñas partes de dicha combinación, dándole una forma redondeada y dejar cocinar durante unos minutos a fuego bajo – medio para evitar que se quemen.

Cuando veas aparecer una serie de “borbotones” o agujeritos, es el momento de darle a la tortita la vuelta y con un minuto más, estará lista.

Una vez estén las tortitas cocinadas, se distribuyen en un plato para que cada uno se sirva los toppins que más le gusten. Por ejemplo, con frambuesa y sirope quedan genial.

¡A disfrutarlas amig@s!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *